Australia II: Port Stephens

Nuestro segundo mes en Australia se basó en una estancia en Port Stephens que está a 150 km más al norte que Sydney. Concretamente en una bahía casi cerrada por dos pequeñas montañas en los extremos. En esta bahía hay una población estable de 94 delfines Tursiops aduncus sobre los que nuestro jefe estaba haciendo su doctorado. El capítulo del mismo al que le ayudabamos nosotras a recoger los datos se basaba en el estudio del uso de hábitat por esta población. Para ello lo que hacíamos era recorrer cada día 8 transectos que dividían la zona de norte a sur y buscar delfines. Había una división de la población en dos partes, una que habitaba la zona más interna de la bahía y otra la más externa. La más numerosa, de todas maneras era la exterior. Cuando los encontrabamos teníamos que anotar el número de individuos y qué hacían en ese momento y el lugar (GPS), entre otros datos.

Se puede destacar de nuestra estancia que esos delfines no saltan tanto como yo pensaba. Tenía la idea de que eran mucho más acrobáticos que los nuestros Tursiops truncatus pero para nada. De hecho, son bastante más timidos y prefieren mantenerse alejados de las embarcaciones. Los paisajes de esta zona eran impresionantes y entre algunas de las mejores cosas que pudimos ver allí, estaban las dunas de arena más grandes del Hemisferio Sur. Miden más de 35 Km de arena pura como el desierto del Sáhara.  Cuando lo ves se te quitan las ganas de caminar por ellas.

Y además de los delfines, algunos de nuestros compañeros de trabajo más destacables fueron los pelícanos, que son unas de las aves más vagas que he visto en mi vida y algunos pingüinos. Pero, destacaré también a una madre yubarta con su cría que se perdieron en la bahía y entraron confundidos, deleitando a toda la gente que miraba hacia el mar con sus saltos. Tardaron un día en salir de la zona debido a la poca profundidad que hay en esas aguas. La casa, la verdad, era el sueño de cualquier persona a la que le gusten los cetáceos (estaba muy bien ambientada) y de vecinos teníamos a una panda de loritos que no hacían más que venir a pedir comida en cuanto te veían desayunar en la terraza.

Anuncios

Una respuesta a “Australia II: Port Stephens

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s